Cómo mejorar el rendimiento de los equipos

Cómo mejorar el rendimiento de los equipos

Los parques con bajo rendimiento pueden generar un perjuicio para las empresas

Las actualizaciones del sistema operativo o incluso los efectos del uso pueden pesar en el rendimiento de un equipo. Al final de cuentas, las dificultades técnicas acaban por impactar el rendimiento del propio usuario. Es perjudicial para las empresas, que pierden competitividad con un parque tecnológico improductivo. En este artículo, aprenda cómo mejorar el rendimiento de las máquinas y, de rotura, ganar agilidad en el ambiente profesional.

¿Cuántas reclamaciones llegan en su sector sobre el mal funcionamiento de las computadoras? Soporte en estaciones de trabajo bloqueadas, pedidos de compra para nuevas piezas, formato de PCs… Mucho desprendimiento de recursos humanos y financieros, poca inteligencia aplicada a la resolución de los problemas. En la prisa de finalizar la atención, falta tiempo para calcular las mejores alternativas. No son sólo las máquinas que necesitan atención, sino también los procesos.

Con el cuidado y herramientas adecuadas, usted puede optimizar las tareas del día a día y evitar estos desperdicios.

Primeros pasos

Es necesario, primero, conocer las especificaciones de sus equipos para analizar si su desempeño está por debajo de lo esperado. ¿Usted mantiene estos datos disponibles para la consulta? ¿Necesitaba desplazarse hasta que la estación preguntar al usuario de la máquina? Si su empresa aún no cuenta con un inventario de TI, considere implementarlo para ahorrar tanto trabajo manual.

Ahora que ya conoces las características de la computadora problemática, es hora de entender lo que está pasando con él. Cuando hablamos en performance, hay tres componentes principales a los que debemos atentar: memoria RAM, procesador y HD. Haga un diagnóstico referente al aprovechamiento de los mismos. Es posible que el procesador no esté dando cuenta o falte espacio en el disco duro.

Nosotros indicamos el uso de un software que realice esta comprobación automáticamente. NetEye ofrece una solución de seguimiento de rendimiento en tiempo real. Se examina el uso de los ordenadores conectados a la red, registrando de forma gráfica toda esa información. Además, permite configurar alertas sobre el alto consumo de los recursos, emite informes con el historial de cada estación y promueve comparaciones entre las máquinas de su parque.

Pruebe el NetEye gratuitamente durante 14 días, sin compromiso.

Las estadísticas sobre su parque tecnológico posibilitar que usted actúe directamente en el corazón de las fallas.

Cómo mejorar el rendimiento del equipo

Hay algunos cuidados a seguir para conquistar mejor usabilidad de sus computadoras:

Aceleración de la memoria RAM

La memoria de acceso aleatorio (RAM) es responsable de la lectura de los archivos almacenados en el equipo. Al exigir que la misma accede a un número de información mayor que soportado, su sistema se vuelve lento. Así, es importante evitar la ejecución de tareas simultáneas con diversos programas abiertos. También es importante dejar que esas acciones pesadas, como la descarga de software, para después del expediente.

Uso de la CPU

Los pasos anteriores ya ayudan a evitar una sobrecarga del procesador y consecuentes trabas en la máquina. También busca deshabilitar programas de inicio innecesarios, además de organizar sus carpetas para facilitar el acceso a los archivos. intente no exagerar en la cantidad de accesos directos que quedan por la barra de navegación y el escritorio. Por fin, algo muy simple, que no todos hacen: restablezca el ordenador con frecuencia.

Mantenimiento del HD

Los demás componentes del equipo dependen de los datos almacenados en el disco duro. Por eso, mantenerlo en orden es esencial para una buena performance. Usted necesita preservar al menos un 20% de espacio libre en su HD. También es recomendable realizar una desfragmentación periódica.

Evaluar los resultados

No deje de evaluar el resultado de estas acciones para entender si han sido eficaces para mejorar el rendimiento de su equipo. Esto vale para cualquier tutorial que apunta a la ganancia de rendimiento. Si el cambio de hábitos no surte efecto, puede ser que la adquisición de nuevas piezas sea necesaria. A veces, sin embargo, un simple reajuste interno de equipos es capaz de resolver la situación. Usted sólo sabrá al promover un análisis minucioso de su parque. No olvide: la incertidumbre puede costar caro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*